Generación 2015

Ellos fueron los auto-denominados visionarios, los que creyeron en un proyecto llamado Academia de la Felicidad sin tener ningún antecedente. Este tipo de personas son las que cambian el mundo; aquellos que se atreven a hacer algo que nadie ha hecho antes.